Si hay algo que todas las empresas de diseño web escuchan día tras día es esta curiosa pregunta.presupuesto web

Es normal que una empresa o particular soliciten presupuestos para obtener un servicio o producto… Lo extraño es solicitar primero el precio, y luego detallar ‘lo que se desea’.

Por eso, cuando una empresa concesionaria de automóviles solicita una web, y lo primero que pregunta es ¿cuánto cuesta una web?, suelo responder con un rotundo: ‘Lo mismo que un coche’.

Hay que comprender que, la mayor parte del trabajo que requiere realizar una web o blog, es mano de obra cuantificable en tiempo y dinero y que, no es lo mismo una web basada en una plantilla con 3 secciones fijas, que una página web autogestionable con tienda online y pasarela de pago, como era de esperar.

Mi consejo a cualquier particular o empresa que busque un presupuesto web, es que busque alguna web similar a la que tenía en mente, en cuanto a contenido y funcionalidades. Algo lo suficiéntemente concreto para poder usar de referencia a la hora de pedir precio para una página web.

Tal vez, al final, la idea de la que se parte y la propuesta del diseñador web sean distintas, pero se trata de una buena base.

Y lo mismo que vale  para una página web o blog, sirve para un servicio de posicionamiento en buscadores.