Elegir una empresa de diseño web puede ser una decisión difícil, especialmente cuando hay muchos dónde elegir, o no se dispone del tiempo necesario.

Es importante encontrar a alguien que entienda sus necesidades y se lo tome de manera profesional porque, 
después de todo, no sólo pone en sus manos un proyecto de diseño web, sino que le está confiando la imagen de su negocio.

El objetivo de esta guía es ayudarle a hacer las preguntas correctas para tomar la mejor decisión, y evitar errores.

Cómo escoger un diseñador web

¿Cuánto cuesta y qué está incluido en el precio?

Esto, que parece obvio, es necesario dejarlo claro en el momento de contratar, para evitar sorpresas desagradables. Que el diseñador detalle exactamente lo que está incluido por escrito y, en algunos casos, lo que NO está incluido.

 
Aspectos a considerar serían:

Empresa web

  • ¿Se trata de un diseño a medida o de una plantilla estandar personalizada?
  • ¿Incluye un sistema de gestión de contenidos (CMS)?
  • ¿Incluye hacer cambios si no te gusta el borrador inicial?, ¿Se proporciona un borrador inicial?
  • ¿Incluye el registro de un dominio?
  • ¿El dominio estará registrado a tu nombre?
  • ¿Incluye hospedaje web (hosting)?, ¿Qué características?
  • ¿Incluye soporte o mantenimiento?, y si no lo incluye, ¿que coste adicional supone y que modalidades hay?
  • ¿Incluye optimización para buscadores?.
  • Si cualquiera de estos servicios no están incluidos, ¿cuánto cuestan?

 
¿Dónde trabaja el estudio de diseño?

Un diseñador web no tiene que ser local para ti, pero normalmente es beneficioso llevar a cabo una reunión física o, al meno, la posibilidad para casos puntuales de formación, asesoramiento, apoyo, etc…  en persona.

Si se trata de un estudio de otro país, ya sabe, diferentes usos horarios pueden causar retrasos y ser frustrantes si hay un problema con su sitio web, (o si contrata a una persona que diseña webs en sus ratos libres).


¿Cuánto tiempo llevan en el sector?

Esto es importante. No quieres una empresa de diseño web cuyo recorrido sea de un año, unos meses,… no sólo por el factor experiencia, que debería ser valorado como primordial porque, hágase esta pregunta; ¿Si diseñan mi página estarán allí para apoyarme en el futuro o, como ocurre frecuentemente en este sector, desaparecerán al poco de cobrar el presupuesto?


El Tamaño de la empresa si Importa

En términos generales, el tamaño de la empresa no proporciona ninguna indicación de la calidad del trabajo. Hay un montón de diseñadores web freelance que pueden producir trabajo superior a grandes empresas de diseño web.
No dejes que tus ideas preconcebidas sobre el tamaño de una compañía influya en tu decisión, el soporte que proporcionan muchas pequeñas empresas es superior al de grandes “fábricas de webs a 10€“.


¿Tienen una cartera de clientes que puedes revisar o incluso consultar?

Cada empresa de diseño web debe tener un portafolio en su página web donde se pueden ver algunos de los sitios que han diseñado previamente. Tómese su tiempo y visite esos trabajos, proceda a evaluarlos, e incluso solicite más información sobre las peculiaridades de cada proyecto.
Contratar diseño web

Pregúntese lo siguiente sobre el portafolio:
  • ¿Pueden realizar un proyecto desde cero, o sólo saben montar páginas basadas partiendo de una plantilla?
  • ¿Los sitios tienen aspecto profesionales pero diferentes, o todos parecen el mismo patrón?
  • ¿Cargan rápidamente?
  • ¿Usted puede verlos en un dispositivo móvil o tablet, en todos los navegadores?
  • ¿Pueden consultar referencias de su cartera de clientes?
  • Hablar con algunos de estos propietarios de webs, y preguntarles sobre su experiencia en general con la empresa.

 
Algunas buenas preguntas para sus clientes serían:

  • ¿Estaban contentos con los resultados?
  • ¿El sitio web se completó en el plazo y presupuesto estimado?
  • ¿El proceso de diseño web fue rápido y sin pausas?.
  • ¿Respondían a las consultas rápidamente, a las modificaciones y soporte posterior a la entrega?
  • ¿Pueden lidiar con problemas técnicos de servidor, correo, integración con otros servicios, etc… o sólo saben hacer páginas y no disponen de un perfil técnico?
  • ¿Les recomendaría?

Es importante establecer una buena relación con la empresa de diseño,  
porque no sólo trabajará estrechamente con ellos durante el proceso de creación de la web (o blog), sino que, con suerte, la relación durará algunos años.


¿Qué se suele pedir para hacer una web?

Cualquier proyecto web requiere información del propietario del sitio; Tú conoces mejor que nadie tu negocio y debes tener una idea de la imagen que quieres que tu sitio web proyecte a los visitantes. Es importante que transmitas esta información al diseñador, y que lo utilice correctamente.

La información que suele proporcionarse a la empresa de diseño web
suelen ser 
algunos sitios que me gustan estéticamente o por su funcionalidad y, sobre todo, los textos e imágenes que deseo incluir en la página (no es toda la información necesaria, pero se trata de un buen comienzo).

Valore la trayectoria de la empresa que desea contratar
, su experiencia, sus trabajos reales, sus precios y, en general, lo que le ofrecen, porque una página web no se fabrica en serie, cada cliente es un caso específico y tiene unas necesidades específicas. No hay 2 páginas web iguales aunque, viendo algunos portafolios de empresas  de diseño web, no estoy tan seguro.