Una vez se emprende una campaña SEO, tras el estudio de palabras claves, targets y los correspondientes servicios de optimización web, se llevan a cabo determinadas actividades como la obtención de enlaces, referencia y, en general, promover la presencia y reputación en internet de la página web en cuestión.

Sin duda, o al hasta la presencia de google panda, la obtención de enlaces era esencial para conseguir posicionar una web por determinadas palabras claves y, una vez más y a pesar de mucha leyenda urbana, el intercambio de enlaces entre páginas resultaba una opción válida y, decididamente, bien vista por google.

Ahora bien, algunos clientess me plantean habitualmente sus dudas sobre las ofertas que reciben para intercambiar enlaces y, mucho mejor que responder con un “si” o un “no te interesa”, yo prefiero explicar el porqué si o porqué no para que un intercambio resulte interesante.

Son muchos los criterios para que un intercambio de enlaces resulte interesante pero, se prodrían resumir en:

– ¿El intercambio es equitativo?. ¿La web que propone el intercambio tiene igual o superior pagerank?. ¿Propone intercambiar enlaces desde tu home pero el colocará el suyo en una página interior?,…

– ¿La página que propone el enlace es de la misma temática que la nuestra o de temática, al menos, compatible?

– ¿Se nos enlazará desde una página web con demasiados enlaces?.

– ¿Enlaza a nuestra competencia el remitente de la oferta?

Estas son las preguntas, a groso modo, que uno debe hacerse a la hora de valorar un intercambio de enlaces y, como siempre, las respuestas las dicta el sentido común.

Por eso nuestra sugerencia es un SI al intercambio pero un NO a ‘cualquier’ intercambio.

Todo esto, al menos, con el permiso de google panda.