Lo que nos faltaba para remover aún más toda técnica de posicionamiento en buscadores nos llega de la mano de ICANN.

Con más de un millar de nuevos TLDs (dominios de primer nivel), se me antoja que el 2014 va a aser un año de trapicheo de nuevos nombres de dominios, cambios y reajustes del fabuloso algoritmo de google (estaba siendo sarcástico), y demás dolores de cabeza para los consultores SEO.

Algunos de estos nuevos dominios son de marca, por lo que ahora algunas grandes y no tan grandes empresas dispondrán de su propios dominios personalizados como “vayamierdadecalidad.google”, “enchinasalemasbarato.zara”, etc…

El hecho de que se haya abierto la veda para la reserva de este tipo de dominios, de los que aún no se conoce ni condiciones ni precio, es algo que ya ha disparado las solicitudes ‘a granel’ para hacerse con estos nuevos dominios.

Pensad que estamos hablando de dominios como .madrid, .gratis, .hotel, .dental, .web, .blog, etc… así que todo el mundo se ha lanzado de cabeza a la reserva de hoteles.madrid, pagina.web, dominios.gratis,… así que no creo que tenga que explicar mucho más lo que esto significa aunque, eso si, aunque se puede reservar estos TLDs, los registradores no pueden asegurar que se confirme la contratación, por lo que me temo que muchas manos negras de grandes empresas se harán con los dominios más jugosos y atractivos.

tlds y el SEO

Pensad que un pequeño estudio de diseño web como nosotros puede plantearse algunos dominios relacionados con nuestro sector, o el de nuestros clientes pero que, si finalmente el precio es exorbitante, no se realizará la contratación y por descontado, empresas como google (que ya se ha lanzado a por un centenar de estos nuevos nombres) pujan por conseguirlos, con el poder económico y no tan económico, conseguirán hacerse con todas las opciones interesantes.

La única buena noticia, de cara al seo, es que si google se hace con todos esos nombres, que favorecen claramente la ubicación geográfica, la sectorización, la orientación, etc… podrán obtenerse algunas ayudas externas en todo proyecto de posicionamiento, simplemente contratando un nombre de dominio apropiado lo que, una vez más, define claramente que el juego de google con el servicio SEO siempre es un tira y afloja entre penalizar los EMD, los PMD y ahora, seguramente, favorecer los nuevos TLDs.

La frase que termina todo artículo suele ser lapidaria y profunda, pero a mi sólo se me ocurre que “esto es una mierda”.

 Francisco Moreno