Nuestro google penguin cumple un año, y para celebrarlo Matt Cutts, me gusta llamarle Milhouse, nos regala una noticia-bomba que suena a predicción apocalíptica; “En pocas semanas llegará Penguin 2.0“.

Penguin 2.0Ojo porque no se trata de una actualización del maldito bicho, que va, sino de una nueva versión, con lo que los cambios serán más que simples ajustes y, tratándose de google, “harán pupa” a muchos SEOs y no tan SEOs.

Desde que se conoció la noticia he visto las más curiosas predicciones sobre la nueva versión del algoritmo pero, seamos francos, no llegamos a conocer ni la mitad de la versión 1.0 y el SEO es algo así como alquimia así que, todo lo que se diga puede ser muy cierto o muy falso…. o ninguna de las dos cosas.

Pensando mal, (que suele ser cuando más me aproximo a la realidad), el buscador seguirá apostando por todo lo que favorezca a webs de servicio al usuario, y apartará de un zarpazo todo lo que huela a “posicionamiento web comercial” (pecado, pecado), porque recordemos que para eso nuestro odiado buscador ya tiene su google shopping, adwords, youtube, etc… así que como se trata de darle al usuario páginas web de calidad como la wikipedia, el blog de cocina de mi abuela y el gato volador que tanto éxito ha tenido en youtube.

Los SEO, mientras tanto, intentarán que todo se vea más natural, más humano, elaborando contenido más y más “rayante”, aburrido y reiterativo porque, querido Milhouse, cualquier escritor te dirá que se escribe cuando surge la inspiración, no cuando te obligan y que, lo de escribir periódicamente porque te lo ordenan, “pariendo” contenido sin ton ni son, se llama periodismo (y la calidad es esta modalidad de “literatura con prisas”, no suele destacar a menudo)

Por eso esta reflexión, porque dentro de unas semanas penguin 2.0 habrá barrido muchas páginas web, y seguiremos sabiendo bastante poco, suponiendo algo más y, sobre todo, significativamente más cabreados.

googleMi pronóstico, como la de cualquier otro, apuntaría hacia:

  • Google+ a saco
  • Más normas sobre la antinaturalidad de los enlaces (los que estén en singular, en el footer, en mayúsculas, etc…) en aras de buscar un nuevo motivo de penalización
  • Todos los comportamientos que sitúen un sitio web en la “zona gris” serán considerados culpables, faltaría más
  • La sobreoptimización estará presente en los nuevos mandamientos de la guía para webmasters y nos obligará a dejar de usar encabezados, keywords en los alt, description, etc…
  • El author rank o la vida, tu eliges.
  • Que tu web disponga de social media por todos lados, compartiendo sin parar, diseño web responsive, bla, bla, bla.
  • Los portales de artículos, el guest blogging, etc tendrán que replantearse su actividad porque recordad, si a google le da por considerarlo poco natural, no tenéis mucho que hacer al respecto.

En realidad no vale la pena extenderse en estas pautas porque, como siempre, se basan en criterios intangibles como calidad y naturalidad interpretados por un algoritmo informático, y sin ser negativo, las reglas que hasta ahora eran consideradas aceptables pueden dejar de serlo de la noche a la mañana, por muy a rajatabla que se sigan las directrices de webmasters de google.

Seguramente, lo único bueno de estos zarandeos de google a los SERPS sea que dan mucho juego para escribir en los blogs sobre SEO aunque, como comentaba, lo mismo ni esto es natural y, por descontado, no será de calidad.