Era sólo cuestión de tiempo antes de que las recomendaciones de google sobre tener las web adaptadas a dispositivos móviles pasaran al grado de norma, mandamiento o imposición.

Por una vez Google tiene razón, un diseño web responsive para smartphones y tablets se agradece, te evita dejarte los ojos y las uñas en el dispositivo, incluso con pantallas de 5 pulgadas.

Diseño web adaptado a móviles

Por ese motivo, si lo comparamos con la última ocurrencia sobre el https, he de reconocer que tiene sentido, aunque lo que no tengo claro es que la gente se haya enterado bien de a que se refería.

En el Diseño web responsive se confunden 3 conceptos:

  • Diseño adaptado a móviles (responsive)
  • Diseño amigable (friendly)
  • Experiencia de usuario (UX)

El primer concepto es sencillo de comprender y, salvo excepciones, más o menos fácil de implementar, porque se trata de que tu web se vea de diferentes maneras en un portatil, una tablet o un smartphone, que no obligue al usuario a realizar zoom constantemente y que se ajuste al ancho de la pantalla (independientemente de la orientación).

Cómo digo, en algunas páginas web desarrolladas a mano, se hace necesario establecer diferentes hojas de estilo según el dispositivo y modificar la distribución de la información para que se muestre en el tamaño el dispositivo de una manera correcta, sin barras de desplazamiento horizontales.

Si tu página web está realizada con un gestor de contenidos y la plantilla utilizada no dispone de un diseño web responsive, entonces seguramente dispongas de módulos o plugins como el wptouch de wordpress (una p*ta maravilla) que, con apenas 3 clicks, te resolverán la papeleta ofreciendo a tus visitantes desde este tipo de dispositivos una versión adaptada y, sobre todo, mobile friendly.

Mobile friendly (diseño amigable)

Responsive no necesariamente es Friendly

Y es que el problema viene por ahí porque no todo lo adaptado es friendly, porque aunque la web se pueda visualizar correctamente, eso no significa que se pueda manejar cómodamente, porque muchas páginas reorganizan sus contenidos pero no amplían sus textos (obligando a sus visitantes a usar el zoom), o disponen los menús y botones tan próximos entre si que resulta prácticamente imposible navegar por la web de una manera ‘amigable’.

Se aprecia claramente este tipo de webs no amigables cuando accedes a ellas y te encuentras con sliders cargados de animaciones, imágenes ridículamente pequeñas (para un móvil por ejemplo), o ridículamente pesadas, efectos y transiciones que algunos smartphones no son capaces de manejar fluidamente, etc…

Experiencia de usuario

Lo que desde luego influye en la experiencia de usuario, que no tiene mucho tiempo que perder si se lo ponemos dificil o si pretendemos servirle una página de 5 megas, aunque esté en un banco del parque dejando pasar la tarde y no tenga ninguna prisa… Y lamento no poder ofreceros un enlace sobre este tema, pero lo que he leído por ahí sobre la experiencia de usuario es en ‘plan gurú’ y me da bastante asquito y aburrimiento.

Recomendaciones de Google

Lo triste de todo esto es que, hasta que google no asoma la nariz y acojona a las empresas, parece que nadie se mueve, a pesar de que muchos profesionales del posicionamiento seo ya han vendido a sus clientes las bondades del diseño responsive, y la comentada mejora de experiencia de usuario, y su correspondiente influencia en la conversión (pasta, dinero, etc…)

Experiencia de usuario / uxGoogle anunció que, a partir del 21 de abril del 2015, la adaptación a móvil de una web tendría influencia en sus resultados orgánicos (como si antes no lo contemplara) y, de repente, internet se vuelve ‘móvil’, pero con enlaces de 10 píxeles e imágenes de 500KB, … lo que son las cosas.

Y la red se empieza a llenar de contenido basura (como este), de gente hablando sobre el nuevo mandamiento de nuestro odiado buscador, y de la necesidad de estar adaptado, salvo pena de descender a los infiernos si no se les contrata a ellos, que son los más buenos, bonitos y baratos.

¿Y entonces qué ocurre, se han notado cambios en el SEO?

Vamos a ver, ‘alma de cántaro’, si antes no estabas no vas a aparecer, y si antes estabas porque eras la caña ni te vas a enterar salvo que, como me temo, google aproveche este escenario de movimiento para meter un ‘caballo de Troya’.

Porque el mejor momento para ‘colar’ un cambio de algoritmo es cuando fuerzas a muchas webs a realizar cambios en su diseño, estructura o contenido, y porque más alla del ‘friendly mobile’ cualquier alteración del algoritmo va a quedar camuflado entre tanto cambio, al menos es lo que opinaría un tipo como yo, paranóico siempre que hablamos de google.

Desde luego, en lo que se refiere a muchas grandes tiendas online, medios de comunicación, webs de referencia, etc… no se ha movido un dedo ni han cambiado las serps, no se si esto significa algo.

Usabilidad UX
Y si mi web no está adaptada, ¿qué hago?

  • Crear una aplicación móvil
  • Crear una versión móvil de tu sitio
  • Adapta tu sitio a diseño responsive

Y aunque estas tres opciones técnicamente son equivalentes, lo importante al fin y al cabo son los usuarios, y cada web, sector y enfoque debería ayudarle a escoger la mejor opción (o las 2 o 3 mejores opciones).

En otras palabras, debería ser el público objetivo el que nos impulsará a tomar la decisión definitiva para la forma de implementar la web al móvil, ya que la mayoría de las decisiones tomadas sobre su web deberían priorizar los intereses del usuario sobre la optimización seo y, en último lugar, las ocurrencias de google… se que no es posible, pero deberían ir en este orden.

¿A ti qué te parece?