Ultimamente observo con incredulidad como crecen y se multiplican los evangelistas de la web 3.0

Todo lo que suene a web 3.0 es compatible, interactiva, accesible, semántica,…

servicios de dominio y hostingHablamos de un término que se empezó a acuñar en 2006 y que, en realidad, era una crítica a la web 2.0 más que una avance y actualización de sus servicios.

En cualquier caso, este artículo no tiene por objetivo analizar estos servicios, sino criticar la ‘venta’ de estas tendencias y tecnologías aunque no sean ni prácticas, ni útiles ni necesarias.

Podemos encontrar profesinales obsesionados con ‘regar’ de términos modernos sus diseños y proyectos; Hablando de que la web debe ser accesible, semántica, metafísicamente flexible y ergonomicamente descafeinada. (Y algún que otro término que ‘hace daño a la vista’).

La función de estos profesionales del diseño es adoctrinar sobre las tecnologías que ‘están de moda’, se impone el uso de CSS incluso cuando el producto no aproveche sus ventajas y sufra sus inconvenientes.

Se habla de web accesible, de validaciones W3C como si pasar una validación, supusiera un ‘trabajo bien hecho’ y no un trabajo basado en reglas (algunas restrictivas sin sentido).

Se busca impresionar al cliente ofreciéndole que su web podría alterar su aspecto con el cambio de una hoja de estilo, aunque este cambio nunca se vaya a producir o resulte más práctico preparar su sitio para un buen posicionamiento.

Y no está de más soltar toda esa berborrea comercial con fines a ‘vender’, no está mal, pero asumiendo que es eso, ‘paja’. Qué evangelizar sobre determinados temas en un entorno real, con profesionales que trabajan con un cliente al que no puedes ‘vender’ que su web será accesible desde un terminal de texto o ‘comprensible’ por un visitante con algún tipo de dislexia, no es viable. Que el cliente quiere la web ‘naranja con circulitos’, que la validación W3C no le hace ni cosquillas, que ellos están certificados con sus correspondientes ISO para su labor y que son esos sellos los que deben aparecer en su web.

Por eso observo últimamento los foros y me recreo en las ‘coletillas’ de estos webpredicadores:

– No uses tablas NUNCA (!arderás en las llamas del infierno!)

– No uses javascript en tu web, ni flash, ni na de na que no ‘esté de moda’.

– Tu web no es compatible, accesible, semántica, metafísica ni descafeinada porque no pasa la validación W3C (que me pide cosas como especificar un alt para una imagen de adorno, viñeta, etc…)

Se olvidan las cosas prácticas y cuando, el que dice lo que un servidor es google, yahoo o microsoft, se les tilda de ‘hacer lo que les da la gana’ por ser gigantes… pues… tal vez, pero yo no soy un titán y también hago lo que me da la gana (por cuestiones prácticas)

Un amigo no-informático me preguntaba… ¿esto es algo así como actualizar tu word a la versión 2007, no?, ¿Apenas uso un 5% de mi word 2002 y necesito cambiarme al 2007?

Pues no, la verdad. Y eso que me dedico a vender, pero no.