El hecho de que, cada vez más, los usuarios utilicen internet para buscar servicios y productos es determinante para que las empresas dispongan de una página web que les represente, y permita mostrar sus productos y servicios facilitando el contacto, y proporcionando información útil a los visitantes (sean clientes o no).

Sin embargo, tener una página web y aparecer en los principales buscadores son dos cosas diferentes, y es más, aparecer BIEN POSICIONADO en internet (obteniendo visitas), y convertir esas visitas en clientes reales, son cosas completamente distintas.

A veces las empresas no son conscientes de que una web es sólo una tarjeta de visita, un dossier o un folleto publicitario dónde mostrar la empresa, pero que esta tarjeta de visita debe repartirse y hacerse llegar a la mayor cantidad de posibles clientes (en buscadores, portales, directorios, blogs, etc…) y sobre todo, que dicha web debe presentar de manera profesional la empresa que representa.

Por eso, no sólo basta con tener una web de aspecto profesional, acorde con la actividad y estética de la propia empresa, sino de dicho sitio web debe  estar preparado y orientado a facilitar que los buscadores indexen, clasifiquen e identifiquen claramente sus productos y servicios, así como los términos y frases por los que está interesado que localicen los usuarios su empresa.

No olvide que puede disponer de tarjetas de visita realmente económicas (aunque no muy agraciadas), y que también puede dejarlas olvidadas en un cajón de su escritorio (una web inútil, aunque barata, es un gasto ‘que duele’).