¿Qué es el hosting?

Un servicio de alojamiento web o Hosting es un tipo de servicio de Internet que permite a las personas y empresas almacenar sus páginas, datos y aplicaciones en internet, y hacer que estas sean accesible a cualquier usuario que se conecte a la World Wide Web.

Normalmente, el servicio más usado es el sencillo acceso a una página web, que proporcionan los servidores web, alojados dentro de un alojamiento web, pero debe tener en cuenta que los servidores de correo electrónico, apps como whatsapp, facebook, netflix, instagram, tik tok o google se alojan en hostings.

Servicios web alojados en un hosting

Y estos servidores web no son tan diferentes a unos ordenadores de escritorio, aunque están optimizados para proporcionar estabilidad (importante para que su página o comercio electrónico esté siempre “en línea“, 24 horas al día, los 7 días de la semana.

Técnicamente, muchos servidores web ejecutan el sistema operativo Linux, porque se considera más estable que una pc con Windows o Macos, y es más adecuado para los servicios de hosting web.

De hecho, Google utiliza más de 15.000 servidores Linux para alojar el contenido de su motor de búsqueda.

Tipos de alojamientos web

Existen muchas opciones en el mundo del alojamiento web. Estas opciones de hosting podrían ser una bendición o no, dependiendo de sus necesidades en el momento especificado.

La diferencia en estos planes de alojamiento web proviene de la capacidad de almacenamiento que ofrece cada plan de alojamiento web, la velocidad del servidor, el control, la confiabilidad y los requisitos de conocimientos técnicos.

En este artículo, revisaremos los diferentes tipos de planes de alojamiento web y lo ayudaremos a decidir cuál es el más adecuado para su proyecto.

Las modalidades de hosting son demasiadas, sin embargo, los planes de alojamiento web más comunes con los que se encontrará son:

Creadores de sitios web

Creadores de sitios web todo en uno (webs autoalojadas)

Una de las formas más sencillas de contratar una página web es a través de una plataforma de creación de sitios web todo en uno como SquareSpace, Wix o WordPress.com.

Por supuesto, muchos de ellos ofrecerán planes de alojamiento premium (de pago) por pocos euros/mes y, aunque he mencionado estas conocidas plataformas, la intención de este artículo no es comparar sus precios y funcionalidades.

Hosting compartido

La forma más habitual de alojamiento web es el alojamiento compartido. Si tiene un sitio web pequeño o no muy complejo, el comporatido es un plan de alojamiento web ideal. Una plataforma de alojamiento compartido significa que su sitio web se alojará junto con muchos otros sitios web.

Todos los sitios web aquí compartirán los mismos recursos del servidor, incluida la RAM (memoria de acceso aleatorio), Ips y la CPU (unidad central de procesamiento).

La principal ventaja de un plan de alojamiento compartido es que es más económico. Mientras comparte los recursos que ofrece la plataforma, también, de alguna manera, comparte el costo, ya que el propietario distribuye el costo entre los usuarios para que las tarifas sean más económicas.

Otra gran ventaja de un plan de alojamiento compartido es que obtiene fácil acceso a herramientas útiles (disponen de paneles de usuario) para hacer instalaciones de WordPress, asistentes para diseñar sitios web semiautomatizados y la administración de correos electrónicos con su nombre de dominio.

Si bien puede tener algunas ventajas considerables para disfrutar en un plan de alojamiento compartido, tendrá que lidiar con el desafío de un aumento en el uso, que en última instancia afectará su experiencia de usuario.

También, el hecho de compartir recursos e ips (dirección de internet que determina dónde se aloja su página) hace que, en ocasiones, las malas prácticas de sus vecinos (spam, phishing, …) haga que su dominio también sea considerado responsable de estas “maldades”… algo que, seguramente, no desee.

VPS (Servidor Privado Virtual)

Una opción de alojamiento con VPS es el siguiente paso que debe seguir con su sitio web después del alojamiento compartido. Su sitio web seguirá compartiendo un único servidor físico con otros sitios web, pero con menos usuarios, y garantizando los recursos disponebles (Disco, RAM, CPU,…).

Aquí, el “servidor principal” se divide en varios servidores virtuales donde cada usuario puede personalizar e instalar su máquina y adaptarla para satisfacer sus necesidades.

El nombre de Servidor Privado ‘Virtual’ proviene de estos varios servicios virtuales, que emulan el funcionamiento de un “server real”.

El resumen es que su página web está alojada en su propio espacio en el VPS, y el alojamiento sigue siendo único y diferente de un hosting compartido.

Un sitio web creado en un VPS es perfecto para su sitio web si necesita un alojamiento dedicado, pero carece de los conocimientos técnicos para ejecutar y mantener uno. Entonces, con una opción de alojamiento VPS, puede disfrutar de una reducción de coste respecto y, al mismo tiempo, obtener el control su un hosting dedicado.

Sin embargo, con los beneficios de alojamiento de VPS, aún no podrá manejar altos niveles de tráfico o un aumento en el uso.

El rendimiento de su sitio no dependerá de otros sitios en el servidor, pero si tiene mucho volumen de visitas, seguramente necesite contratar planes más costosos y, finalmente, el precio será equivalente a contratar un servidor exclusivo… el siguiente paso.

Servidor dedicado

Esta es la opción ideal a la hora de alojar un proyecto web. Ofrece el control total sobre el servidor en el que almacena su sitio web. Aquí usted es el único responsable del espacio en el que se encuentra el su web, es el propietario en alquiler del hardware (la máquina física).

Un servidor dedicado le brinda el control total y el acceso de administrador para controlar todo, desde la seguridad hasta el SO (sistema operativo) que administra.

Indudablemente, estos dulces privilegios le costarán mucho dinero, lo que convierte a los servidores dedicados que alojan en uno de los planes de alojamiento web más caros que podría considerar.

La opción de alojamiento es ideal para un proyecto web con altos niveles de tráfico y desea obtener un control total de las actividades de su sitio web a través de su servidor, bien a nivel de servicios, por cuestiones de seguridad, privacidad, etc.

Desgraciadamente, deberá tener experiencia y conocimientos técnicos para instalar y luego administrar este servidor, y será responsable de su disponibilidad 24/7, hacer frente a sus agujeros de seguridad… creo que comprende de lo que hablamos.

Alojamiento para WordPress

Para un usuario de WordPress, el “Hosting WordPress” es el plan de alojamiento que se adapta a su página. Las modalidades que se denominan alojamiento WordPress, le ayudan a preparar un sitio de WordPress para obtener el máximo rendimiento.

En pocas palabras, el alojamiento WordPress es solo un alojamiento simplificado y diseñado especialmente para este CMS.

Con esta opción, su web disfruta de un rendimiento y una seguridad adicional específicamente para este CMS (esta seguridad es una ventaja adicional), ya que WordPress es el gestor de contenidos más utilizado y eso, como siempre, significa que es propenso a la ciberdelincuencia.

Los proveedores suelen tener 2 opciones de Hosting WordPress, compartido y administrado:

  • Alojamiento compartido de WordPress: Este alojamiento funciona igual que cualquier plan de alojamiento compartido, pero con alguna opción específica en el panel de control para reinstalar wordpress, actualizar plugins, gestionar la seguridad, …
  • Alojamiento de WordPress administrado: Con este alojamiento “WordPress administrado”, obtiene beneficios adicionales como el almacenamiento en caché del servidor, la seguridad mejorada, velocidades más rápidas y, sobre todo, un soporte técnico que hará el trabajo por usted cuando se le presenten problemas en su instalación WP.

Alojamiento en la nube (Hosting Cloud)

El alojamiento en la nube está actualmente de moda en la industria de la tecnología, pero numerosas computadoras están trabajando juntas para limitarse al alojamiento web. Las computadoras se conectan para que puedan ejecutar aplicaciones utilizando recursos informáticos.

Con el alojamiento en la nube, puede usar fácilmente tantos recursos como necesite sin construir y mantener su infraestructura informática.

Los recursos aquí se encuentran en diversos servidores, lo que reduce las posibilidades de un posible tiempo de inactividad debido a un mal funcionamiento grave.

El alojamiento en la nube también le brinda a su sitio web la oportunidad de crecer con el tiempo utilizando tantos recursos como sea posible. Lo bueno es; solo puede pagar por lo que desea y segregar el resto de los recursos que su sitio web no necesita.

Un alojamiento reseller es una opción de hosting en la que necesita alojar su sitio, pero pensando en revenderlo a sus propios clientes.

Hablamos de un hosting que, normalmente, es apropiado para agencias de diseño web, o cuando prestará servicios a sus propios usuarios y les ofrecera un panel de hosting que ellos mismos deben gestionar.

Lo bueno de este plan, es que usted decide qué opciones tendrán disponibles sus propios usuarios, la cantidad de disco que podrán usar como máximo, cuentas de correo que podrán crear, límites mensuales de cada suscripción, etc.

Lo bueno es que es usted el que decide las tarifas para cobrar a los usuarios que alojará, con lo que el propio alojamiento es objeto de negocio, y le reportará márgenes de ganancia respecto al precio total.

Dependiendo de las necesidades de su página web y de la naturaleza de su negocio, siempre puede encontrar la configuración ideal que se adapte a sus necesidades.

Importante, aunque estas modalidades son estandar, tenga en cuenta que puede haber muchas diferencias entre proveedores; de rendimiento, servicios opcionales, límites de uso, soporte técnico, … no es tan sencillo.

Por lo pronto, lo primero es conocer cuáles son los requisitos de su página o tienda online y, a partir de ahí, analizar su presupuesto y las opciones disponibles en el mercado de proveedores de alojamiento.